Uncategorized

¿La bicicleta eléctrica es realmente ecológica?

¿Greenwashing o realidad? Decir que la bicicleta eléctrica es 100% ecológica, perfecta, es demasiado bueno para ser verdad. Con el auge de las bicicletas eléctricas, el argumento ecológico de la movilidad «suave» vuelve muy a menudo. Entonces, ¿andar en bicicleta eléctrica es una opción tan buena para el medio ambiente?

La emisión de CO2 de la construcción de una bicicleta eléctrica

Algunos estudios muestran que el 55 % de las bicicletas vendidas en Europa serán eléctricas para 2030. Por lo tanto, cabe preguntarse sobre el impacto de la fabricación de estos nuevos medios de transporte.

En el estudio de 2023 «¿Qué balance de carbono para las bicicletas eléctricas?» dirigida por Anne De Bortoli, investigadora de carbono-neutralidad en Polytechnique Montreal, se aprende que en el ciclo de vida de una bicicleta eléctrica que ha rodado 20.000 km, el 94% de las emisiones de gases de efecto invernadero provienen de su fabricación.

La producción del cuadro (cuando está hecho de aluminio) emite 181 kg de CO2e. La fabricación de la batería emite 20 kg de CO2e y el motor 37 kg de CO2e.

¿Cuánto carbono tienen las bicicletas eléctricas? – Anne De Bortoli

Este dato está de acuerdo con la cifra anunciada por Trek en su informe anual 2023 «Trek Bicycle – 2023 Sustainability_ReportEdition\EU_FR-FR» (Página 40): un 96,2% del impacto ambiental proviene de la fabricación de bicicletas. Por ejemplo, la bicicleta eléctrica Trek Rail emite 229 kg de CO2.

A modo de comparación, la fabricación de una bicicleta muscular (no eléctrica) requiere entre 150 y 200 kg equivalente de CO2, lo que es un poco menos que para una bicicleta eléctrica. Se habla de entre 5 y 15 toneladas equivalentes de CO2 para la producción de un coche eléctrico, según el informe de 2022 del Ademe (la Agencia de la transición ecológica).

¿Cuál es el impacto de carbono del uso de una bicicleta eléctrica?

Según el estudio «¿Cuál es el balance de carbono para las bicicletas eléctricas? » de Anne De Bortoli, el impacto de carbono de la bicicleta eléctrica es en promedio de 13 g de CO2e/km recorrido, frente a 60 a 75 g de CO2e/km recorrido por un coche urbano eléctrico.

La European Cyclists Federation (ECF) la asociación europea que promueve la movilidad urbana en bicicleta en toda Europa, destaca que una bicicleta eléctrica emite un 50 % más de CO2 que una bicicleta mecánica, pero emite (atención….) ¡30 veces menos CO2 que un coche!

Una bicicleta tradicional (mecánica) sigue siendo la mejor opción para la ecología. Pero si dejas el coche en casa para coger una bicicleta eléctrica en su lugar, el medio ambiente te lo agradecerá. 👍 Ahora llevemos esto un poco lejos.

¿Puede la bicicleta eléctrica ayudar a reducir el impacto de carbono?

El estudio inglés «E-bikes and their Capability to reduce car CO2 emission» (en español «Las bicicletas eléctricas y su capacidad para reducir las emisiones de CO2 de los coches») realizado en 2022 también muestra que las bicicletas eléctricas tienen la capacidad de reducir las emisiones de CO2 de los coches en 24,4 millones de toneladas al año.

Fuente : «E-bikes y su capacidad para reducir las emisiones de CO2 de los automóviles»

El estudio también muestra que la capacidad de reducción de las emisiones de carbono de las bicicletas eléctricas es mayor en las zonas rurales y que 3.400 zonas censales tienen una alta capacidad para sustituir los desplazamientos en automóvil por bicicletas eléctricas y una vulnerabilidad económica a la dependencia del automóvil.

¿Entonces la bicicleta eléctrica puede ayudar a reducir el impacto de carbono? Bueno, se puede decir que sí. Su proceso de fabricación y su uso emiten GEI mucho menos importante que un coche eléctrico pero sobre todo térmico, lo que a largo plazo reduciría el impacto de carbono al dar prioridad a la bicicleta eléctrica en lugar del coche para viajes cortos de la vida cotidiana. Pero para tener más perspectiva y precisión sobre esta afirmación, debemos centrarnos en el punto importante de la bicicleta eléctrica: la batería.

La batería: ¿el «punto negro» ecológico de la bicicleta eléctrica?

A menudo se dice que la mayoría de las baterías se construyen en China con energía del carbón. Desde hace ya algunos años se observa un cambio en el origen de producción de las baterías, con la estrategia nacional «Batteries», un eje clave de Francia 2030 sobre la movilidad sostenible.

En este mapa se encuentran las actuales y futuras fábricas de baterías en Europa:

Fuente: Battery-news.de

Para tu información, la batería del coche Renault Megane fue fabricada durante varios años en Polonia, pero ahora ha abierto una fábrica en el norte de Francia, en Douai, donde se fabricarán los modelos Megane E-Tech Electric, Scénic E-Tech Electricique y Espace.  Por lo tanto, el movimiento debería comenzar naturalmente para las bicicletas eléctricas, donde China sigue siendo el líder mundial del mercado con el 70% de la producción mundial.

¿Las baterías de bicicleta eléctricas son malas para la ecología? Las baterías de bicicletas eléctricas de nueva generación (después de 2020) son mucho más duraderas de lo que eran en el pasado: ahora pueden durar hasta 5 años (se habla de 500 a 1.000 recargas). El reciclaje de baterías de bicicleta también es una tendencia creciente: la mayoría de los materiales de cada batería se pueden reutilizar, lo que permite que las bicicletas eléctricas tengan un balance medioambiental más favorable que otros modos de transporte dependientes de los combustibles fósiles.

Contrariamente a lo que se cree, la fabricación del cuadro es la que emite más CO2 (181 kg). La batería emite 20 kg de CO2 y el motor 37 kg.

Aún muy poco presentes en el mercado de las bicicletas eléctricas, los supercondensadores, como es el caso de la bicicleta Pi Pop, podrían ser una alternativa más duradera que las baterías de litio existentes. Una innovación a seguir.

¿Cómo minimizar el impacto ambiental con la bicicleta eléctrica?

Las bicicletas eléctricas son una opción eficaz para reducir su huella de carbono, pero es posible ir aún más lejos tomando decisiones informadas. Por ejemplo, se puede optar por una bicicleta con un cuadro de materiales alternativos al aluminio, como el bambú o el acero reciclado, y elegir una batería más ecológica, por ejemplo, con litio-hierro-fosfato, que tiene una vida útil más larga y es menos tóxico.

Comprar una bicicleta eléctrica reacondicionada también es una excelente manera de prolongar la vida útil de un producto existente, evitando la producción de nuevos materiales. Además, el gobierno francés fomenta este nuevo modo de compra de bicicleta eléctrica, con el bono de bicicleta eléctrica reacondicionado, una de las medidas que forma parte del bono ecológico para bicicleta eléctrica.

Related posts
Uncategorized

EuroVelo 8: El viaje en bicicleta por la costa mediterránea (Etapas y Buenos Planes)

El EuroVelo 8 es una ruta en bicicleta de 7350 km que te hará descubrir las regiones más bellas del…
Uncategorized

Bicicleta con cadena o correa, ¿qué elegir?

Se puede dudar ante la plétora de elección de bicicletas, y la elección de una cadena o correa debe ser…
Guía de compraUncategorized

Los mejores antirrobos para bicicletas eléctricas

¿Estás atado a tu bicicleta eléctrica? ¡Colócala con un antirrobo! ¿Cómo puedes estar seguro de disuadir a los ladrones más…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *